Estrategia de reestructuración, cercanía y sostenibilidad, la apuesta de los comerciantes leoneses para la recuperación del sector


La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) ha celebrado la tercera sesión online sobre ‘Estrategias para la recuperación empresarial’, donde se ha analizado el proceso de recuperación del sector del comercio tras el impacto del covid19 así como las diferentes propuestas para la reactivación económica. Una sesión en la que han participado empresarios de la provincia al frente de importantes firmas como Alfredo Martínez (Grupo Adam’s), Javier Menéndez (Óptica Europa), Santiago del Palacio (Balta Joyero y diseñador) y José de C. Moya (Siroco).

El sector del comercio tiene una notable contribución a la generación de riqueza en la provincia. Más del 30% de las empresas de León pertenecen al sector y suponen un 20% del PIB de toda la provincia. En cuanto al empleo, concentra el 13% del total de afiliación a la Seguridad Social, además de contar con los puestos de trabajo más estables, ya que más del 60% de los trabajadores cuenta con contrato indefinido.

Cada uno de los participantes en la jornada ha destacado, principalmente, la incertidumbre vivida desde el comienzo del Estado de Alarma, no solo en el ámbito sanitario sino también en el ámbito legal o ante la falta de información ante la vuelta a la normalidad. “Uno de los mayores problemas es que teníamos unas previsiones que no sabíamos cuando podríamos cumplir”, destacaba Santiago del Palacio.

Pese a todo, los empresarios del sector coinciden en que es el momento adecuado  para mostrar a los clientes las ventajas del comercio de proximidad. Ventajas como la cercanía, la atención personalizada o la calidad. “El comercio ahora tiene una oportunidad de oro para enseñar al cliente lo que podemos ofrecer, que es una experiencia de compra”, señalaba Javier Menéndez. “Hay mostrar a la gente las ventajas de hacer un consumo desde el kilómetro 0”.

Asimismo, han destacado la oportunidad que ofrece en estos momentos el comercio electrónico y las redes sociales para mejorar la visibilidad de los negocios,  pero nunca sustituyendo a esa excelencia del comercio de proximidad. “Los consumidores online están volviendo al comercio tradicional porque se dan cuenta que ofrecemos un mejor servicio, más excelencia, y es ahí donde tenemos que trabajar”, destacaba Alfredo Martínez.

Frente al crecimiento de las compras online, fundamentalmente entre los más jóvenes, José de C. Moya destacaba que es también papel de los propios comerciantes hacer “que el cliente cambie el chip educando en que el futuro es el comercio sostenible, cercano y de calidad, no buscar lo más barato”.

Respecto a las  medidas implementadas o anunciadas por las administraciones para el sector, señalaron que la mayor parte de esas ayudas “en la práctica nunca llegan” por lo que instaron a las instituciones a trabajar con urgencia en un plan de reestructuración del comercio desde la base. También señalaron que lo más necesario en este momento es destinar recursos para incentivar el consumo en lugar de en obras como la remodelación de Ordoño II. “Existen medidas más importantes y urgentes para llevar a cabo”, destacaba Javier Menéndez. Opinión que era compartida por el resto de empresarios del comercio.

Los comerciantes trabajan por volver a la normalidad cuanto antes sin perder de vista las medidas sanitarias por lo que, como aseguraron, todos sus esfuerzos ahora están puestos en cumplir con los protocolos sanitarios  y generar confianza en los clientes.