Los distribuidores piden la dimisión de Igea por la gestión de la pandemia y por poner el foco en el sector de la hostelería

Uno de los sectores que más duramente ha criticado la gestión que se ha hecho de la pandemia en Castilla y León ha sido el de la distribución. El  representante del sector César Farrapeira, la ha calificado de “nefasta” y ha exigido la dimisión del vicepresidente Francisco Igea por demonizar al sector hostelero y tacharle de único culpable en el incremento de contagios.

“Igea se debió perder la clase de la pandemia. Debería dimitir porque está llevando a mucha gente a la ruina. Se está alzando como  el salvador de la patria con las restricciones pero debe hacer su labor de gestionar correctamente y no echar la culpa al ciudadano y la hostelería de esta situación”, ha criticado.

Ya con las restricciones impuestas han seguido subiendo los casos, pero la culpa no es de la Junta, ni de Mañueco…es siempre de la hostelería aún estando cerrada durante un mes”. La Comunidad sigue liderando la subida de contagios por lo que como defiende el representante de la distribución, “la culpa no es de la hostelería, algo se está haciendo mal”. “En la Junta hay falta de autocrítica, soberbia y no ha habido contacto alguno con los sectores implicados” para poner freno a la situación. Al respecto, Farrapeira ha puesto como buen ejemplo de gestión a la Comunidad de Madrid

El representante de distribución ha destacado que el turismo, hostelería y toda su cadena de valor representa el 25% del PIB de Castilla y León. “Tiene mucho peso y la Junta no nos hace ni caso” y ha insistido en la necesidad de un plan de reestructuración inmediato.  “No queremos un parche, ni limosnas porque esto es una emergencia nacional”.