La hostelería sale a la calle por un plan de rescate para evitar la “muerte de León”

Toda la cadena de valor se une para alertar del grave desenlace que están teniendo las restricciones para el desarrollo económico

Empresarios del sector de la hostelería y de su cadena de valor asociada, así como cientos de trabajadores del sector han salido a la calle para visibilizar la grave situación en la que se encuentra el sector, que reclama un plan de rescate que contemple ayudas directas y urgentes para evitar la ruina de León.

Más de 2000 personas han recorrido las calles del centro de la capital para finalizar en la explanada de la Junta de Castilla y León donde se ha leído un manifiesto por la defensa del sector. Con la anunciada apertura por la Junta de los establecimientos de hostelería  no es suficiente para el sector. “Esta apertura es un caramelo envenenado con las restricciones y el cierre perimetral. Esto es abrir en pérdidas para hosteleros y es inviable para empresarios”, aseguraba el presidente de Hostelería de León, Martín Méndez. “Los hosteleros tienen ganas de abrir, muchos no podrán hacerlo o lo harán perdiendo dinero” debido a la prohibición de consumir en barra o las restricciones de aforo y movilidad.

Han acompañado a los representantes de la hostelería cientos de empresarios y trabajadores de otros sectores asociados como la distribución, el comercio, el turismo, etc. Todos han pedido a las administraciones ayudas y diálogo. “Nadie habla con nosotros, llevamos ocho meses de pandemia y todavía están pensando en las ayudas que nos van a proponer. Es injusto y nuestros dirigentes deberían ponerse las pilas para que esas ayudas lleguen en tiempo y forma”, ha señalado Méndez.

Representantes empresariales del sector hostelero y sectores vinculados integrados en la Federación Leonesa de Empresario, han comparecido  rueda de prensa de forma previa a la gran manifestación de este jueves 3 de diciembre para trasladar la grave situación en la que se encuentran dichos sectores.

Pese la última decisión de la Junta que ha anunciado la apertura de los establecimientos de hostelería, no es suficiente para solucionar la delicada situación por la que pasan muchos negocios, por lo que siguen insistiendo en la necesidad de un plan de rescate.

De forma previa a esta manifestación, toda la cadena de valor de la hostelería hacía pública su preocupación ante los medios de comunicación en rueda de prensa.

 

 

 

El sector pide dimisiones de los responsables de la gestión de la pandemia

El presidente de Hostelería de León ha asegurado que “las directrices de los gobiernos no son las adecuadas” y suponen “llevar a la ruina de un montón de empresas”. Martín Méndez ha criticado a la Junta, por informar sin apenas tiempo y porque esa vuelta a la actividad “lleve a empresas a pérdidas”, con restricciones de aforo

Los hosteleros leoneses exigen un rescate porque han cumplido con responsabilidad la normativa impuesta. “Queremos trabajar dignamente, con seguridad y sin perder dinero”, ha defendido.

Por su parte, desde el sector turístico, su representante Jerónimo Fernández ha puesto como ejemplo planes de rescate a diferentes ámbitos productivos, como ocurrió con el Plan Renove del sector del automóvil y ha reclamado incentivos a la demanda y medidas que compensen los cierres perimetrales.

El representante del sector de la distribución, César Farrapeira, ha sido el más crítico en valorar la gestión de la pandemia en la comunidad por parte de la Junta, que ha calificado de “nefasta”  “En Castilla y León vivimos del turismo y la hostelería y necesitamos un plan serio”, exigió. Es por ello que pidió la dimisión de Francisco Igea por demonizar a la hostelería y no preocuparse realmente de su cometido, la gestión.