Fele demanda discriminación positiva en inversiones y fiscalidad para hacer de León una provincia de futuro

La federación ha llevado a cabo el balance económico del pasado ejercicio 2019 en el habitual desayuno anual con los medios de comunicación.

La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) ha realizado una valoración de la situación de la provincia durante el pasado 2019, así como un avance de las reclamaciones empresariales para este 2020 y en el habitual desayuno anual que mantiene con los medios de comunicación El acto ha contado con la presencia de Javier Cepedano, presidente de Fele; Juan María Vallejo, Óscar Rodríguez y Mª Aránzazu vicepresidentes; Álvaro Díez, secretario general y Enrique Suárez, secretario general adjunto.

Durante la comparecencia, Javier Cepedano ha avanzado un crecimiento económico de un 1,7% para la provincia este 2020. Un crecimiento menor de lo esperado consecuencia, como ha señalado el presidente de Fele, de la pérdida de dinamismo de la economía que viene produciéndose de forma gradual a lo largo de todo el año debido a la incertidumbre en el entorno global y por las medidas económicas que pretende poner en marcha el gobierno. “Medidas que aún no conocemos al 100% pero que tienden a incrementar la presión de la tributación empresarial”.

Precisamente la “excesiva” carga fiscal que soportan las empresas de León es uno de los elementos que lastran el desarrollo empresarial, como ha subrayado Cepedano. Impuesto de Patrimonio, IBI, Gersul e incluso la aplicación de la ‘tasa turística’.  “Las empresas leonesas viven en una asfixia permanente”, ha destacado, por lo que desde la federación solicitan un régimen fiscal diferente y favorable para una provincia con unas “necesidades socioeconómicas diferentes a las del entorno” y con un tejido empresarial compuesto en su mayoría por pymes y micropymes.  Todo ello influye en la pérdida de inversores y deslocalización empresarial.

Consenso por el futuro de León


Otro elemento que no favorece el desarrollo empresarial es, precisamente,  la falta de inversión pública, como han destacado desde Fele. “León necesita un plan de choque”, ha asegurado Cepedano. En este punto, también abogó por una discriminación positiva en la inversión pública que sirva para paliar las grandes diferencias respecto a otras regiones.

Desde Fele insisten que el contexto que actualmente vive la provincia no es favorable para las empresas pero es “reconducible” a través de un mecanismo la organización siempre ha defendido: el diálogo social. “Con el consenso por bandera y teniendo en cuenta los intereses de todos los agentes implicados se pueden llegar a conseguir grandes avances para una provincia tan castigada como León”, ha indicado Cepedano.

En este sentido, el presidente de Fele ha reiterado el compromiso de la organización con la ‘Mesa por León’ de la que harán un seguimiento, a través de una comisión interna creada en la organización a tal efecto,  de todas las decisiones que se tomen. A través de esa comisión, que está formada por empresas de todos los sectores y de  diferentes zonas de la provincia, se presentarán a la Mesa propuestas de tipo empresarial con el objetivo de “hacer de León un lugar atractivo para la inversión”.

Asimismo, los empresarios han hecho un llamamiento a la clase política para que el clamor popular que llenó las calles de la provincia el pasado domingo 16 de febrero no quede en el olvido y se traduzca en verdaderos compromisos de las administraciones. “El hartazgo social ha llegado ya a una situación límite”, ha apuntado Cepedano.