Más de la mitad de las pymes cree que está en riesgo su supervivencia

Las pymes mantienen unas expectativas negativas sobre su evolución ante la incidencia y prolongación de la crisis, según el último barómetro de opinión realizado por Cepyme

El resultado del tercer Barómetro de opinión de las pymes #LaPymeHabla realizado por CEPYME pone de manifiesto el difícil momento que atraviesa la pequeña y mediana empresa española, después de siete meses desde el comienzo de la pandemia provocada por la COVID-19.

Más del 86% de las empresas consultadas afirma que la crisis está afectando a su empresa negativa o muy negativamente y más de la mitad de las empresas cree que está en riesgo su supervivencia.

La prolongada situación provocada por la pandemia y agravada por los rebrotes ha hecho mella en las expectativas de las empresas y en la valoración de la situación que estamos viviendo. Para el 92% de las empresas la situación económica actual es mala o muy mala y para el 64% las expectativas para los próximos 12 meses son negativas.

Este deterioro económico se refleja también en los resultados de las empresas. Para más del 90% de las empresas, su volumen de ingresos ha descendido debido a la pandemia. Lo ha hecho más de un 50% para el 39’35% de las empresas y el 100% para el 3’6% de las empresas. El principal motivo de este descenso ha sido la falta de demanda, según señalan el 74% de las pymes consultadas, seguido por el cierre o la reducción de la actividad por obligación legal, señalado por el 42% de las pymes. Lo que pone de manifiesto el gran impacto que continúan teniendo las restricciones a la actividad, pero también el fuerte impacto que la pandemia está teniendo en la demanda.

Las pymes han intentado hacer frente a esta situación con diversas medidas de manera simultánea, principalmente la solicitud de ERTE (43% de las empresas); la implementación del teletrabajo (38%); pero también la reducción de la actividad, la reducción o distribución de la jornada; la reestructuración operativa, la refinanciación de la deuda, la moratoria de obligaciones fiscales o el despido de parte de la plantilla. Exactamente, el barómetro muestra que el 50% de las empresas consultadas han realizado ya una reestructuración de plantilla, un tercio de éstas ha disminuido su
plantilla en más de un 50%.

En algunos casos, los efectos de la pandemia han provocado el cierre de la empresa. El 4,5% prevé o ya ha realizado el cierre definitivo de su empresas, mientras que el 2,6% prevé o ya ha declarado concurso por insolvencia y otros 2,6% ha decidido vender su negocio. En el mejor de los casos, las empresas han logrado reconvertir su negocio y así lo ha hecho o prevé hacerlo el 6,5% de las empresas.

Cabe destacar además que de las empresas que han optado por un ERTE, el 53% cree que no podrá mantener el empleo en los próximos seis meses. El mismo porcentaje cree que su plantilla disminuirá en los próximos meses; casi la mitad de ellas (48%) cree que esta reducción afectará a menos de la cuarta parte de la plantilla y el 24% opina que la reducción será entre el 25% y el 50% del empleo.

En cuanto a la solicitud de financiación con aval del Estado, el 47% de las empresas ha solicitado o prevé solicitarla. No obstante, el 25% de las empresas han manifestado encontrarse algún tipo de dificultad. En el peor de los casos, no han obtenido la financiación (8,3%), la han obtenido pero por cantidad o plazo inferior (14%) o han tenido que aportar garantías adicionales (10,1%).

CONSULTA EL INFORME COMPLETO

La valoración que los empresarios hacen de las medidas adoptadas por el Gobierno para combatir la crisis sigue siendo negativa. Más del 64% de las empresas las valora de manera negativa o muy negativa.

Las medidas mejor valoradas son, no obstante, la implementación de los ERTE (69%), la financiación a través de las líneas de avales de ICO (52%) o el aplazamiento de impuestos y la prestación por cese extraordinario de actividad (22’4%).

Ante esta situación, la pyme española urge nuevas medidas para paliar los efectos negativos de la crisis y ayudar a su supervivencia que complementen a las medidas ya adoptadas por el Gobierno. Entre estas nuevas medidas, los empresarios demandan una reducción temporal de las cotizaciones a la Seguridad Social (68’%); la reducción temporal de impuestos (64%) y ayudas económicas directas a las pymes en los sectores más afectados (63%).

Con el fin de poder analizar mejor las perspectivas de la pequeña y mediana empresa ante el impacto de la COVID-19, CEPYME inició un Barómetro de opinión en marzo, del que hoy se presenta el tercer sondeo, realizado entre el 15 de septiembre y el 12 de octubre, en plena segunda ola de la pandemia.

La muestra recoge las opiniones de cerca de 1.300 empresas, gracias al esfuerzo de coordinación realizado por las organizaciones empresariales. Además, la participación supone un fiel reflejo de la composición del tejido productivo español de nuestro país, ya que un 96,7% de las empresas participantes son pymes y casi el 64% son microempresas (menos de 10 trabajadores).