Los comerciantes llaman a la calma del sector y pide responsabilidad a las administraciones en la toma de decisiones

Photo credit: thinkretail via Foter.com / CC BY-NC

Tras la polémica y malestar generado en el sector comercio tras la publicación el pasado sábado en el BOE la Orden Ministerial de Sanidad según la cual se prohibía aparentemente las rebajas en los establecimientos físicos, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se ha visto obligado a realizar la aclaración e interpretación de esta Disposición, cuyo objetivo es evitar las posibles aglomeraciones provocadas por estas promociones o rebajas.

Desde CONFERCO, la Confederación de Comercio de Castilla y León, lanza un mensaje de tranquilidad tanto a los profesionales del sector como a los clientes y usuarios de establecimientos, destacando que no es posible su prohibición sin modificar previamente la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, actuación que por el momento no se ha producido.

Además y según se traslada desde el Ministerio es solo una medida que tiene como finalidad evitar las posibles aglomeraciones provocadas por acciones comerciales. Por ello, y con el fin de no provocar nuevas especulaciones ni falsas alarmas se solicita al ejecutivo y a los diferentes Ministerios, claridad y responsabilidad en los mensajes publicados en los medios oficiales como BOE, atendiendo a la especial sensibilidad de todos los sectores que gravemente afectados por esta crisis sanitaria.

Conferco,  de la que forman parte las asociaciones de comercio de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), recibió como un jarro de agua fría la publicación de la Orden en el BOE el pasado sábado donde se anunciaba la restricción a las acciones comerciales con resultado de aglomeraciones, en la que se señala que los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones.

Esta restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web. Una medida de nuevo sin precedentes que solo beneficia a las grandes cadenas de distribución de venta online y que de nuevo supone un agravio comparativo sobre el desarrollo de la actividad del comercio independiente, fundamentalmente para el sector de moda y calzado.

Además, y tal y como se señala la CEC, es una medida que carece de sentido cuando ya hay establecidas limitaciones de aforo en los locales comerciales para las distintas fases, encaminadas a garantizar la seguridad de comerciantes y consumidores.