El TSJ de Castilla y León da también la razón a FELE en el conflicto colectivo del transporte urbano de viajeros

Al igual que ya lo hiciera el Juzgado de lo Social nº 3 de León, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) ha dado también la razón a los servicios jurídicos de la Federación Leonesa de Empresarios en el conflicto colectivo del sector de Transporte Urbano de Viajeros de la Provincia de León desestimando la demanda presentada por el sindicato UGT.

Mediante esa demanda el sindicato solicitaba que a los trabajadores de dicho sector se  les aplicara incremento retributivo y/o revisión salarial, en el año 2021, del cero coma cinco por ciento (0,5 %), sobre la totalidad de las retribuciones previstas en su convenio colectivo, considerando que se había incumplido lo pactado en convenio colectivo.

Sin embargo, el TSJ de Castilla y León, ha estimado que dicho incremento no corresponde, tal y como defendieron los servicios jurídicos de la federación en base a lo acordado en el convenio colectivo. Para FELE, el pacto para el año 2021  es el IPC estatal del año anterior, más 0,5 puntos, por lo que, dado que el IPC de 2020 finalizó, conforme al INE, en negativo (-0,5 %), no corresponde aplicar incremento alguno (0,5 % + 0,5%: 0% incremento) y así lo ha entendido también la jueza encargada del caso.

De este modo y según dicta la sentencia ” el efecto de un IPC negativo en
un determinado año, habrá de ser, únicamente que no exista incremento de las
cantidades garantizadas en tal anualidad, pero no una reducción de su importe”.

 

 

Compartir noticia