La hostelería pide a la Junta que anule la medida que limita el horario de cierre

La Asociación de Hostelería y Turismo de León junto a la confederación Regional de Hostelería y Turismo de Castilla y León ha remitido un escrito a la Consejería de Sanidad para pedirle que anule la orden por la que se limita el horario nocturno del sector del ocio.

Los hosteleros muestran su “absoluta disconformidad” con la orden del 31 de julio que establece el cierre de los locales de ocio a la una y media de la madrugada como medida para hacer frente al Covid-19 y apuntan una serie de argumentos que consideran “suficientes” para anularla. Advierte el sector que  si esta petición de suspensión no fuera atendida, se verían obligados a acudir a la vía judicial en defensa de sus derechos.

Los empresarios hosteleros entienden  la difícil situación sanitaria derivada del  Covid-19, pero se muestran disconformes por el contenido de la ley. “Entendemos que lo dictado en la citada Orden prescribiendo limites horarios al desarrollo de la actividad y desalojo efectivo, lejos de constituir una medida preventiva, no anula ni impide comportamientos individuales y grupales lesivos para la necesaria sanidad colectiva relacionada con la Covid-19“, aseguran.

 

El sector empresarial tampoco entiende ni comparte que el legislador sitúe en el mismo plano a las empresas de hostelería y turismo (hoteles, restaurantes, cafeterías, bares, ocio nocturno) y a las sociedades gastronómicas, peñas y similares. Tampoco tienen las mismas obligaciones y responsabilidades en materia de sanidad e higiene, ni las mismas obligaciones en materia tributaria, fiscal y laboral, ni en términos de generación de actividad económica y de generación y mantenimiento de empleo, ha agregado.

Los hosteleros defienden que la Junta debería proteger los intereses económicos derivados de su actividad porque esta Orden “ha supuesto un grave perjuicio económico a este sector

Por ello piden que se anule la Orden señalando que es temporada alta para el sector de la hostelería y el ocio nocturno, que no se puede justificar que se vaya a producir una mayor transmisión del virus dependiendo del horario del cierre y que las empresas de los sectores afectados por la Orden vienen cumpliendo tanto las disposiciones legales en materia de higiene sanitaria como las recomendaciones de las autoridades.