Iberaval duplica su actividad de financiación a pymes y autónomos en los últimos cuatro años

Antonio Garamendi, presidente de Cepyme, ha participado en la reunión de la Junta General de Socios de Iberaval y ha destacado que la financiación es "clave" para la sostenibilidad y crecimiento de las empresas.

José Rolando Álvarez, presidente de la sociedad de garantía (SGR), ha detallado en rueda de prensa las principales estadísticas de Iberaval. Ha apuntado que, con los datos a 31 de diciembre de 2017, ya representa el 21,4 por ciento del Sistema Nacional de Garantías. Y es que, en su conjunto, las SGR españolas facilitaron 1.183 millones de euros. El pasado año fue el quinto ejercicio de crecimiento consecutivo de la sociedad de garantía. De hecho, consiguió un avance por encima del 15 por ciento en el importe facilitado a pymes, autónomos y emprendedoresIberaval concedió, en total, 4.478 avales a lo largo del pasado año. De ellos, 2.143 fueron financieros –ante entidades financieras-  por un valor de 215,5 millones de euros. Asimismo otros 2.335 técnicos –ante las administraciones, fundamentalmente-, por 37,5 millones de euros. En ese apartado, el del volumen de solicitudes que llegaron a buen puerto en la operativa de Iberaval, la sociedad de garantía también se situó a la cabeza en el conjunto de España. En concreto, completó el 25,8 por ciento del total de iniciativas financiadas, una de cada cuatro operaciones tramitadas en nuestro país.

 

Impulso al empleo

Con este importe, Iberaval contribuye al mantenimiento de casi 133.000 empleos, un 98 por ciento de los cuales tienen carácter fijo. Con respecto al histórico de Iberaval, la sociedad de garantía cerró 2017 con un riesgo vivo, que es el importe prestado a pymes pendiente de devolución, de 673 millones de euros. Esa cifra supuso un avance del 8 por ciento, pero con una progresión en los dos últimos años que supera los 100 millones de euros de incremento. La SGR con origen en Castilla y León es la segunda que mayor riesgo vivo acumula en España, a partir de más de 12.600 avales en vigor. En este ámbito, también gana terreno Iberaval que ya representa la sexta parte del total del Sistema Nacional de Garantías. Hasta la fecha, Iberaval ha financiado 178.600 operaciones por más de 4.400 millones de euros. En lo referido al número de socios, la SGR cuenta, a día de hoy, con más de 26.400, si bien concluyó el pasado ejercicio con 25.960, la mayoríade los cuales eran pymes, tras incorporarse 1.547. De esta forma, Iberaval es también líder indiscutible en ese ránking, con el 20,5 por ciento del total nacional, y muy por delante del resto de sociedades de garantía.

La inversión repunta

Iberaval ha detectado elementos positivos en las grandes cifras de 2017, como una mayor equiparación en el volumen financiado en operaciones de inversión, frente a las de circulante, de manera que las primeras ya suponen el 47,5 por ciento (más de 92 millones de euros), frente al 52,5 por ciento de las referidas a atender necesidades puntuales de tesorería en las empresas. Asimismo, durante el año pasado, aumentó el peso de las micropymes en la actividad de Iberaval, con siete de cada diez operaciones formalizadas, frente al 27 por ciento que protagonizó la pequeña empresa y al 3 por ciento de la mediana empresa. El importe medio de los préstamos y créditos avalados por Iberaval volvió a situarse en el entorno de los 100.000 euros, al igual que ocurrió en el ejercicio anterior, y el plazo medio de devolución permaneció, igualmente, próximo a los seis años.

En cuanto a los sectores, el del comercio volvió a ser el más representativo en la acción de Iberaval con el 26 por ciento, pero perdió algo de peso, en favor de los servicios, que alcanzó el 24 por ciento. A continuación se situó la Industria, con casi el 20 por ciento de las operaciones. Con menor relevancia aparecen también en los registros de la sociedad de garantía los apartados de Hostelería y Turismo, con el 9 por ciento.  El Transporte y la Construcción, respectivamente, supusieron el 8 por ciento. En último lugar se situaron las financiaciones para sector primario, con el 5 por ciento. Todo ello en un contexto en el que la solvencia de la entidad sigue muy por encima de los requisitos que plantea el Banco de España, concretamente en el 14,3 por ciento, seis puntos más que la pauta que marca el regulador. La tasa de morosidad, mientras tanto, se situó en 4,1 por ciento.

Antonio Garamendi, presidente de Cepyme ha señalado, por otro lado, durante su intervención en la Junta General de Socios de la Sociedad de Garantía Iberaval, que la crisis ha cambiado el sistema económico y, dentro de éste, ha destacado el papel de las pymes y la internacionalización de las empresas que practican exportaciones, que han pasado de ser unas 50.000 a 150.000 en los últimos años.

Finalmente, se ha referido al acceso a la financiación al señalar que es “clave” para la sostenibilidad y crecimiento de las empresas, a la vez que ha puesto de relieve la importancia de las sociedades de garantía como Iberaval en este sentido.