Gimnasios y centros deportivos alertan de que su situación es ‘crítica’ y reclaman a la Junta un plan inmediato de ayuda

El sector de los gimnasios reclamó esta mañana un plan de choque urgente con inyección de liquidez directa sin pasar por créditos o préstamos para poder sobrevivir. Así lo aseguraron en rueda de prensa en la que participaron el presidente de CEOE CyL, Santiago Aparicio y el presidente de FELE, Javier Cepedano, quienes también se hicieron eco de las reclamaciones de estos centros.  “Si no, vamos a tener la desgracia de que pueda desaparece en su mayoría uno de los sectores que más sufren las restricciones que se imponen por la pandemia y realmente no les dejan trabajar”, aseguró Aparicio.

El presidente de las empresas en la comunidad recordó que ahora mismo no cuentan con ninguna ayuda directa y subrayó que cuando se les obliga a cerrar no disponen de ninguna alternativa, como puede ser el uso de las terrazas en el caso de los locales de hostelería. “Pedimos que la Junta lo tenga en cuenta en nuevas convocatorias” porque hasta ahora, dijo, está “totalmente olvidado”.

“Demandamos ayudas directas en un plan de choque bien encauzado para que el sector y sus empresas logren mantener la actividad”, insistió Cepedano mientras uno de los representantes del sector, Pedro Fernández, recordó que los datos demuestran que el porcentaje de contagio de coronavirus en los centros deportivos es de un 0,22 por ciento.

También criticó que se les someta a cierres intermitentes “injustificadamente”. “Nos hunden un mes en el momento en que nos cierran unos días” recalcó y recordó que en este tipo de instalaciones “nadie se quita la mascarilla y se está continuamente desinfectando”.

“Ayudas reales, efectivas e inminentes”, reclamó para añadir que “de nada sirve que nos lleguen dentro de dos años si ya hemos cerrado la mayoría”. Las pérdidas superan el 60 por ciento y se calcula que más del 44 por ciento de las instalaciones deportivas podrían verse obligadas a cerrar si no recibe ayudas “importantes” antes de marzo. “En Castilla y León serían muchas más por que hemos tenido tres cierres”, matizó.

Otro empresario del sector, Mario Centeno, aseguró que la situación es “crítica” por tanta apertura y cierre “indiscriminados” y recalcó la necesidad de ayudas “directas, reales e inmediatas”. “Muchas somos empresas familiares que vivimos muy mes a mes y se trabaja con márgenes muy reducidos” detalló antes de solicitar que se activen “palancas que la administración pública tiene en su mano como la práctica impositiva” y de apelar “a la creatividad de la gestión administrativa pública”.

FUENTE: Elena F. Gordón | AGENCIA ICAL

Compartir noticia