Fele demanda medidas urgentes para las empresas ante la crisis del coronavirus

En los casos de caída de actividad o escasez de medios, Fele reclama que los Expedientes de Regulación de Empleo tengan la consideración de fuerza mayor para agilizar los procesos y reducir las cargas sociales

La Federación Leonesa de Empresarios (Fele) alerta de la necesidad de tomar medidas urgentes y excepcionales que minimicen el impacto que la crisis del coronavirus está teniendo en el tejido empresarial. Medidas que sean de ámbito laboral, fiscal y financiero que faciliten la subsistencia del tejido empresarial y el empleo.  E insta a las Administraciones Públicas de todos los niveles a que tomen esas medidas de forma coordinada con los agentes económicos y sociales

En concreto, en los casos de suspensión, reducción temporal de jornada de trabajo o modificación sustancial, estos deberán tener la consideración de fuerza mayor, siendo el expediente de regulación de empleo autorizado automáticamente. En base a dicha declaración de fuerza mayor, se ha de posibilitar:

  • Exoneración de las cotizaciones durante la suspensión o reducción.
  • Sufragar el coste de los complementos de IT
  • Bajada urgente de impuestos de sociedades y renta para las empresas y trabajadores afectados.
  • Habilitar aplazamientos en el pago de las cotizaciones en los sectores más afectados.
  • Habilitar cauces ágiles de financiación
  • Congelación e inaplicación de las subidas de bases de cotización

Asimismo, Fele insta a seguir en todo momento las recomendaciones de las autoridades sanitarias y manifiesta también su total confianza en los profesionales de la sanidad, tanto pública como privada.

Abastecimiento garantizado

Por otro lado, y ante la alarma generada en los últimos días sobre la posibilidad de  desabastecimiento de productos como consecuencia del coronavirus, Fele quiere transmitir a los ciudadanos un mensaje de tranquilidad y calma, pues el abastecimiento está totalmente garantizado.

La comunidad y la provincia cuentan con una cadena de distribución alimentaria y un sector eficiente, con capacidad suficiente para hacer frente a situaciones extraordinarias como la que se está viviendo. Por ello, Fele llama a un consumo responsable, evitando adquirir productos de manera innecesaria, pues el suministro diario está garantizado.