El comercio pide ayuda para que el encarecimiento de la energía y los productos no termine repercutiendo a los consumidores

La Confederación de Comercio de Castilla y León (CONFERCO) pide al Gobierno de España que tome de forma inmediata medidas para frenar la escalada de precios de la energía y a la Junta de Castilla y León que constituya cuanto antes el nuevo gobierno para avanzar en proyectos que llevan cuatro meses estancados.

En la asamblea general celebrada  en Zamora han pintado un escenario “dramático” en palabras del presidente regional Adolfo Sainz, no sólo por la sexta ola del coronavirus, que cercenó el consumo en Navidad y en el periodo de rebajas, sino también por el aumento de los precios de la energía, la subida de las materias primas, la inflación y ahora la huelga del transporte, poniendo contra las cuerdas los suministros del pequeño comercio, no solo de alimentación, sino también de electrodomésticos o muebles. A todo ello se añade hay  que el consumidor tiene miedo de gastar.

Adolfo Sainz apunta que aunque el comercio «no sale a la calle a protestar, también lo está pasando muy mal».

Compartir noticia