El comercio de proximidad pierde 6.400 ocupados y 2.656 empresas en Castilla y León

RAMIRO. El Diario de Léon

En los últimos cinco años la ocupación del pequeño comercio de proximidad  se redujo en 6.400 personas, y pasó de los 98.700 trabajadores al cierre de 2014 a los 92.300 en el último trimestre de este año, según los datos proporcionados a Ical por el INE de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Las cifras que maneja el Directorio Central de Empresas también dan cuenta de una realidad incontestable, ya que entre 2014 y 2019, la Comunidad vio desaparecer a 2.656 empresas dedicadas al comercio al por menor, desde las 26.118 a las 23.462.

Las cifras que facilita el INE revelan asimismo que los parados que dejaron su empleo en el último año cuyo trabajo anterior estaba en el comercio al por menor ascendieron en Castilla y León en el último trimestre del año a 6.000, cuando cuatro años antes, tras salir de la recesión fueron 6.800, y en 2018, 5.800.

La presidenta de la Confederación de Comercio de Castilla y León (Conferco), Rosario Sanz, sentenció: «El comercio de proximidad está sufriendo una reconversión, no desaparecerá pero debe adecuarse a los tiempos que corren y a las necesidades del cliente». Además, constata la necesidad de profesionalizar y especializar al sector en un mundo digitalizado; apela al asociacionismo y a adoptar medidas para facilitar el relevo en un sector envejecido.

La presidenta de Conferco apeló a un «nuevo enfoque» para analizar la realidad y establecer un plan de futuro para estas actividades, ya que, a su juicio, en la actualidad, la perspectiva que se utiliza «no es la adecuada, está viciada por una visión de años» y la realidad es que «ahora está cambiando».

La presidenta de Conferco también rechazo la globalización de los formatos del comercio y apeló a que tengan en cuenta las características de cada zona y se personalizan y aprovechen sus diferencias para otorgar una atención especializada.

En este sentido, anunció que el mes que viene presentarán a la Junta un documento con medidas para profesionalizar el sector comercial de la Comunidad, ya que los empleados ya no pueden dedicarse sólo a doblar ropa o a envolver regalos, sino que deben tener conocimientos en nuevas tecnologías, redes sociales y marketing. «Hace falta reciclarse para adecuase a las necesidades del cliente; ser más profesionales, porque para ver el artículo lo tenemos en Internet, y hay que dar más datos, se debe ser más profesional», comentó.

Sanz explicó además, que el formato presencial y las nuevas tecnologías debe coexistir y ambas deben ser aprovechadas por los comerciantes, aunque la tienda de calle debe «ofrecer una atención más profesionalizada», ya que sus costes son mayores, por los locales, el personal y el mantenimiento.

Leer más: https://www.leonoticias.com/castillayleon/comercio-proximidad-reconversion-20200202125002-nt.html