Cecale presenta a las Cortes las ‘palancas estratégicas’ para reactivar la actividad empresarial

Santiago Aparicio propone medidas articuladas en 10 ejes: Diálogo Social, digitalización, industria, ciencia e innovación, sostenibilidad ambiental, internacionalización, colaboración público-privada, educación, y aprovechamiento de las fortalezas de Castilla y León.

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE), Santiago Aparicio, ha presentado esta mañana a los Grupos Parlamentarios en las Cortes de Castilla y León un documento elaborado en los últimos meses, a partir de las aportaciones realizadas por los empresarios de la Comunidad, y que recoge las principales “palancas estratégicas” para reactivar la actividad empresarial, y como vía de salida de la crisis por el COVID-19.

Durante su intervención, en el salón de actos del Parlamento Autonómico, Aparicio ha destacado que preservar la salud de las personas es prioritario y un ejercicio de responsabilidad por parte de todos, pero ya inmersos en la trayectoria de la denominada “nueva normalidad” es necesario que de forma paralela se comience a trabajar en el diseño e impulso de medidas capaces de reactivar la economía y el empleo.

Por ello, CECALE propone un plan perfectamente definido, con medidas valientes, enfocadas en tres ámbitos temporales, y articuladas en torno a 10 “palancas estratégicas”: Diálogo Social; digitalización; industria; ciencia e innovación; sostenibilidad ambiental y adaptación al cambio climático; exportación e internacionalización empresarial; colaboración público-privada; educación y gestión del conocimiento, y aprovechamiento de las fortalezas de Castilla y León.

Medidas a corto, medio y largo plazo

Según ha detallado Aparicio, las acciones han sido diseñadas teniendo en cuenta el marco regulatorio, el entorno económico, social, político y tecnológico en el que nos encontramos en este momento tan complejo y crítico. Así, en el corto plazo, ha destacado que es urgente aumentar y agilizar la llegada de liquidez a las empresas, actuando sobre las líneas financieras ICO e Iberaval, a través de una mayor agilización de los procesos administrativos de su tramitación, una mejora de las condiciones de estas líneas con mayores plazos de amortización de préstamos, ampliación de años de carencia y mayor bonificación en sus tipos de interés, así como creando nuevos programas específicos de financiación, adaptándolos a las especificidades propias de cada sector y tamaño de la empresa.

Igualmente, el presidente de CECALE ha incidido en la importancia de impulsar medidas tributarias a favor del crecimiento económico, en la exención del pago de tributos relacionados con la actividad empresarial y que no ha podido desarrollarse por las restricciones impuestas durante el estado de alarma y en las fases de desescalada, en la eliminación de impuestos que no ayudan a la reactivación económica (Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, Impuesto de Patrimonio e Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados) y en el avance en la lucha contra la economía sumergida.

A corto plazo, también ha propuesto agilizar los pagos y trámites de las administraciones públicas; una mayor flexibilidad laboral, facilitando la adecuación de las condiciones laborales de la plantilla al ritmo de recuperación de la actividad empresarial; medidas para impulsar y fortalecer los sistemas de solución autónoma de conflictos laborales como alternativa al evidente colapso de la Administración y el sistema judicial, y reactivar el consumo, poniendo en valor la calidad y diferenciación competitiva de los productos elaborados por empresas de Castilla y León.

De forma paralela, Santiago Aparicio ha manifestado durante su intervención que se han de activar ya medidas a medio plazo, con el fin de encauzar la recuperación en paralelo a los retos que nos plantea el nuevo paradigma; donde hacen de paraguas los retos europeos que se han de afrontar, como son el Pacto Verde Europeo o la necesaria Transformación Digital de la Economía. En este punto, el responsable de CECALE ha insistido en la importancia de seguir trabajando en el marco del Diálogo Social, como palanca de aceleración de cambios sustanciales para avanzar en el desarrollo económico y social de Castilla y León, de forma colaborativa y con el espíritu de concertación.

Igualmente, en su opinión, es importante intensificar y potenciar estratégicamente las actividades de I+D+I, así como desarrollar un modelo de relación más digital a todos los niveles, tanto desde el sector público como el sector privado, aunque se requiere avanzar en el fomento y despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones y apoyo a la transformación digital. Para ello, ha propuesto impulsar, bajo el liderazgo de CECALE, el proceso de digitalización de las empresas castellanas y leonesas, con un enfoque especial en el ámbito de la ciberseguridad y en el relativo a la certificación digital de las empresas y trabajadores, dotando de la necesaria y especial relevancia a las competencias digitales.

En materia de industria, Aparicio ha trasladado la necesidad de poner el foco en la industria tradicional, en sectores emergentes y estratégicos para Castilla y León y en aquellas empresas que tienen su “core” de negocio basado en la innovación tecnológica. Asimismo, ha hecho hincapié en establecer un ambicioso programa de apoyo a las inversiones industriales, invertir en industrias de economía circular que fomenten el empleo local, fortalecer la industria local, partiendo de la elaboración de un mapa de productos y servicios industriales de Castilla y León, y trabajar para atraer firmas extranjeras que sean competitivas y estratégicas para Castilla y León.

Otras medidas a adoptar a medio plazo serían, según ha desgranado el presidente de CECALE, alcanzar un Pacto nacional por la Educación que dé estabilidad al sistema y  potenciar el talento de la Comunidad. En este sentido, ha propuesto la creación de una Escuela de Negocios para Directivos que aborde las últimas tendencias y novedades en gestión estratégica de tendencias y liderazgo, así como la puesta en marcha de un Centro de Gestión de la FP Dual, liderado por la Confederación y en colaboración con las Organizaciones Empresariales integradas, con el objeto de trasladar las necesidades de empleo y cualificación que encajen en el modelo de FP Dual; analizar el proyecto formativo e identificar centros formativos acreditados en la especialidad; coordinar el diseño del programa formativo; asistir a los tutores de empresa y formación, y efectuar un seguimiento de todo el proceso e impacto posterior.

Por último, el presidente de CECALE ha destacado que, al mismo tiempo, se han de comenzar a diseñar medidas a largo plazo, con un carácter más estructural, evitando incrementos de impuestos en un contexto como el actual, ya que pueden lastrar el proceso de adaptación y destruir tejido empresarial; apostando por la simplificación del marco normativo y garantizando la libertad de empresa y la flexibilidad económica y laboral, para facilitar la adaptación de nuestras empresas y que puedan seguir siendo competitivas.

 

DOCUMENTO PALANCAS ESTRATÉGICAS PARA LA RECUPERACIÓN