Cecale mantiene una reunión con el delegado del Gobierno en la comunidad, Javier Izquierdo

La Junta Directiva de CECALE ha mantenido hoy un encuentro con el
delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, en el marco de
las reuniones institucionales que está manteniendo la Confederación
Empresarial al objeto de trasladar las principales preocupaciones del
empresariado de la Comunidad y empezar a trabajar en la preparación de
una salida progresiva de la crisis ocasionada por el COVID-19 para todos los
sectores económicos. Según CECALE, el reto es mantener en activo el
mayor número de empresas y empleo posible, siempre con las medidas de
salud y seguridad necesarias.

Durante este encuentro, CECALE ha trasladado al delegado del Gobierno
que, aunque confía en el nuevo plazo del estado de alarma sirva para
acelerar la salida de la actual crisis sanitaria, podría acrecentar aún más la
profunda la recesión económica en la que ya están sumidos muchos
sectores y empresas, especialmente pymes y autónomos, por causa de la
caída drástica de la oferta y demanda de bienes y servicios, por imposición
legal a causa de motivos sanitarios.

Por ello, la Confederación ha instado a Javier Izquierdo a que, de manera
rápida y eficaz, traslade al Gobierno la necesidad de proceder a suspender
las obligaciones de pago de impuestos; concretamente, el pago de tributos
como el IVA, IRPF o las cotizaciones a la Seguridad Social, siguiendo el
criterio de otros países europeos. De no llevarse a cabo esta moratoria
generalizada, CECALE advierte de que no sólo un número incalculable de
empresas y autónomos podrán desaparecer, sino que se destruirían
numerosos puestos de trabajo.

Financiación
Otro de los puntos abordados durante la reunión ha sido la financiación a
las empresas y que no está llegando a la velocidad deseada. En este
sentido, en línea a lo ya solicitado por CEOE y CEPYME, CECALE ha
trasmitido al delegado del Gobierno la necesidad de que se amplíen con
carácter inmediato, las líneas de avales aprobadas por el Gobierno, de los
20.000 millones iniciales a los 50.000 millones de euros, para destinar este
nuevo tramo especialmente para pymes y autónomos, así como garantizar
un tipo de interés máximo de las entidades financieras, en los préstamos
avalados por el ICO, y un aplazamiento o moratoria de los vencimientos de
las hipotecas a pymes y autónomos que, de manera directa o indirecta,
estén afectados por el coronavirus mientras dura el estado de alarma.

Medidas para el acceso a EPIs
Una de las preocupaciones para CECALE y que ha sido trasladada durante la
reunión ha sido, además, la necesidad que existe actualmente de equipos
de protección para empresas obligadas a prestar servicios esenciales, dado
que no pueden acceder a ellos por su inexistencia en el mercado, y muchas
de estas empresas los donaron en los primeros momentos, ante el
llamamiento por la emergencia sanitaria.

En opinión de CECALE, una vez cubiertas las principales necesidades
sanitarias y de los agentes y fuerzas de seguridad, estos servicios
decretados como esenciales tienen que tener prioridad para adquirir los
EPIs y evitar la propagación de la pandemia, pues el contacto entre
profesionales y clientes es obligatorio.

Por último, siendo consciente de que la tremenda escala de la pandemia en
su itinerario ascendente ha generado una multitud de decisiones legislativas
que, por su urgencia, probablemente no se han podido racionalizar, CECALE
considera que estamos ahora en el momento, tal como ha anunciado el
Gobierno, de diseñar los procesos de desescalada de la pandemia, que
deben ser, ahora sí, planificados y consensuados.