Castilla y León podría haber registrado una caída comprendida entre el 10,7% y el 11,1%

Unicaja Banco ha publicado el número 24 de su informe trimestral ‘Previsiones Económicas de Castilla y León’, que, como en ediciones anteriores, ha sido elaborado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco.

Las estimaciones realizadas por Analistas Económicos de Andalucía apuntan que, en 2020, el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León podría haber registrado una caída comprendida entre el 10,7% y el 11,1%. Por su parte, se estima una caída del empleo superior al 3%, en el promedio del año, situándose la tasa de paro entre el 12,6% y el 12,9%.

Para 2021, se prevé un crecimiento del PIB del 4,0%, en el escenario menos favorable, y el 6,4%, en el más favorable, en tanto que el empleo podría aumentar, en el promedio del año, entre un 0,5% y un 1,1%. Así, la tasa de paro se situaría en el 13,6%, aunque podría alcanzar el 14,5% en un escenario menos favorable.

Caída de más del 10% en el conjunto de España

En lo que respecta al conjunto del país, según el avance de la Contabilidad Nacional Trimestral de España, publicado por el Instituto Nacional de Estadística, en el tercer trimestre de 2020, el PIB creció con respecto al trimestre anterior un 16,7%, registrándose una caída del 8,7% en términos interanuales (-4,3% el conjunto de la Eurozona). El consumo de los hogares y la inversión han aumentado en torno a un 20% en el trimestre, si bien, en términos interanuales, han registrado una caída superior al 10%, al igual que las exportaciones, alcanzando el -74,3% en lo que respecta al componente turístico. Desde el punto de vista de la oferta, y pese a la mejora mostrada en el tercer trimestre, la caída en términos interanuales ha sido generalizada, excepto en el sector agrario y dentro del sector servicios, en las ramas de administración pública y actividades financieras.

Para el conjunto de 2020, el Banco de España apunta a una caída del PIB comprendida entre el 10,7% y el 11,6%, seguida de una recuperación relativamente intensa en los dos años posteriores, con crecimientos estimados para 2021 entre el 4,2% y el 8,6%. Esta recuperación vendrá determinada, entre otros factores, por la evolución epidemiológica y el alcance del programa de recuperación europeo (NGEU).