El absentismo laboral en León tiene un coste de 133,4 millones de euros en 2018

Aumenta un 12,28% respecto a 2017, incremento superior al nacional, que se sitúa en el 11,33%. Las jornadas laborales perdidas equivalen a decir que 7 de cada 100 trabajadores de León no acudieron a su puesto de trabajo ningún día del año.

El absentismo laboral derivado de la Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes (ITCC) ha tenido un coste total de 133,4 millones de euros en 2018 en León, lo que supone un incremento del 12,28% respecto al ejercicio 2017.

Desglosándolo, el gasto en términos de prestaciones económicas de la Seguridad Social ha sido de 77,53 millones de euros (un 9,66% más que en 2017), mientras que el coste directo a cargo de las empresas ha representado 55,87 millones de euros (un 16,12% más que el año anterior).

Esta información se ha dado a conocer en el acto de presentación de los datos de absentismo en León y su coste económico, celebrado en la sede de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele), en León.

 

Durante este acto informativo se ha presentado a empresarios de la provincia la herramienta online que AMAT ha desarrollado para el cálculo del coste del absentismo laboral ligado a las Contingencias Comunes (enfermedades y accidentes no laborales).

Esta herramienta online permite a las empresas calcular, con diferentes modos de precisión (básico, avanzado y específico), el coste del absentismo laboral derivado de ITCC en términos de prestaciones económicas, el coste directo a cargo de la empresa e incluso el coste de oportunidad (es decir, el coste económico de bienes no producidos y servicios no prestados).

El absentismo laboral por ITCC en León

El coste del absentismo laboral por ITCC en León equivale a 10.829 jornadas anuales de trabajo perdidas, o lo que es lo mismo, a que 7 de cada 100 trabajadores no hubieran acudido a su puesto de trabajo ningún día del año en 2018, una media superior tanto a la regional como la nacional.

Javier Cepedano, presidente de Fele ha destacado que el absentismo es “una problemática especialmente grave en la provincia sobre la que hay que prestar especial atención. Nos afecta a todos: desde empresas que ven reducida su competitividad, hasta trabajadores que ven como sus procesos de incapacidad se dilatan en el tiempo. Al final todo ello supone un importante coste para todos los ciudadanos”

Desde Fele señalan que el absentismo es una materia a la que están prestando un especial seguimiento dados los “datos alarmantes” que registra la provincia de León, encabezando los rankings en España en duración media de estos procesos.

Como medidas para hacer frente a estos datos, Fele busca sensibilizar a la administración y a los servicios públicos de salud de la importancia de dotar de los medios materiales y humanos necesarios para reducir las listas de espera de pruebas diagnósticas. Asimismo, demanda que se intensifique la colaboración público-privada en la asistencia sanitaria y las competencias de las mutuas en la gestión de los procesos.

Por su parte, el Director Gerente de AMAT ha manifestado que el absentismo “es un problema que afecta a todos, ya que la carga de trabajo de la totalidad de los profesionales de la empresa se ve incrementada por tener que hacer frente a las tareas que dejan de atender los trabajadores en situación de baja”.

Durante 2018, se han contabilizado 30.768 procesos de Incapacidad Temporal por Contingencias Comunes en León, un 10,76% más que en 2017. A este incremento de los procesos iniciados le ha acompañado el correspondiente a la incidencia media, que ha crecido un 8,74% en un año, lo que la sitúa en un ratio de 1,61 procesos de ITCC por cada cien trabajadores.

La duración media de estos procesos se ha reducido un 4,02%, y se sitúa en 76,79 días, muy por encima de las medias regional y nacional, que se encuentran en 53,14 y 42,39 días, respectivamente.

Principales patologías

Las principales patologías traumatológicas que motivan baja médica en la población protegida por las Mutuas en León (equivalente al 82,15% de los trabajadores en Contingencias Comunes y el 91,33% en Contingencias Profesionales) se ordenan de la siguiente manera:

Las Mutuas gestionan la prestación económica por Contingencias Comunes (accidentes o enfermedades no laborales) y realizan el seguimiento de los procesos de baja, pero no pueden dar altas médicas en estos procesos.

El Sector de Mutuas estima que, si los trabajadores de León hubieran sido atendidos en sus centros ambulatorios y hospitalarios en las 20 principales patologías traumatológicas, se podrían haber ahorrado a trabajadores y empresas más de 362.097 por días perdidos.

Esta estimación se basa en que la duración de dichas patologías, cuando son atendidas como Contingencias Profesionales por los médicos de las Mutuas, es 57,29% inferior a cuando se tratan en los Servicios Públicos de Salud.

Por este motivo, desde AMAT se sigue demandando que las Mutuas puedan emitir altas médicas en procesos de Contingencias Comunes diagnosticados con patologías traumatológicas, ya que las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social son expertas en la asistencia sanitaria de dichas patologías, al ser las que tratan con mayor frecuencia.

Esos 362.097 días perdidos en el ejercicio 2018 equivalen, en términos de ahorro en prestaciones económicas, a casi 14,5 millones de euros (1.019 millones a nivel nacional), teniendo en cuenta el salario medio anual en León para 2018, publicado en la encuesta trimestral de coste laboral por el Instituto Nacional de Estadística.

En cuanto a los sectores que presentan un mayor absentismo en León son el comercio al por menor (excepto de vehículos de motor y motocicletas), las actividades administrativas de oficina y los servicios de comidas y bebidas.

 

Edad y día de la semana

Otro dato destacado es la franja de edad en la que se inician más procesos en Contingencia Común en León. En concreto, son los trabajadores con edades comprendidas entre los 36 y 40 años, con 3.836 procesos, seguidos de los de 41 a 45 años con 3.755

Por otro lado, el lunes es el día de la semana en el que más procesos se inician por Contingencia Común, en concreto 7.255, siendo los viernes el día que menos procesos se inician, 3.213, exceptuando los fines de semana. Esta realidad se replica a nivel regional y nacional.