Los empresarios de la comunidad ven en la FP la asignatura pendiente

Fele acoge la presentación de resultados del estudio ‘Necesidades laborales de las empresas’, impulsado por el foro de investigación Educa 2020, la firma demoscópica GAD3 y la Fundación AXA.

Las empresas de Castilla y León se muestran algo menos optimistas sobre el futuro que la media de las empresas españolas, aunque la tónica general muestra que, en conjunto, la mayoría miran el futuro inmediato con esperanza,  según el estudio ‘Necesidades laborales de las empresas’, impulsado por el foro de investigación Educa 2020, la firma demoscópica GAD3 y la Fundación AXA, en colaboración con la Federación Leonesa de Empresarios.

Según este trabajo, casi el 46 por ciento de las empresas en Castilla y León tiene previsto aumentar su plantilla de trabajadores en los próximos meses, frente al 47,1 por ciento de la media nacional. Además, en España una media del seis por ciento de las empresas piensa despedir trabajadores, mientras que en CyL esta cifra se incrementa hasta el 9,5 por ciento, la más elevada del conjunto de las Comunidades españolas. Castilla y León es, tras Castilla-La Mancha y el País Vasco, la Comunidad que piensa contratar un mayor porcentaje de mujeres, un 56 por ciento frente a un 26 por ciento de hombres.

¿Por qué las empresas no consiguen llenar los puestos de trabajo que ofertan? ¿Cuáles son los perfiles más demandados por las compañías? ¿Hacia dónde van los puestos de trabajo del futuro o cuáles son las habilidades que demandan las empresas? ¿Formación Profesional o universitarios? Estas son algunas de las preguntas a las que el citado estudio, que también ha contado con la colaboración de la FELE y cámaras de comercio de las diferentes provincias ha intentado dar respuesta. El sondeo cuenta con una muestra de 2.500 empresas en toda España, representando a más de dos millones de trabajadores, de las cuales 131 son de Castilla y León, representando, se calcula, a unos cien mil trabajadores.

El motivo de poner en marcha esta encuesta es “conocer si el sistema educativo está en contacto con las necesidades de las empresas; si desde la Universidad y los centros de Formación Profesional se está formando adecuadamente a nuestros jóvenes para los requerimientos empresariales y sociales que tendremos en los próximos años”, comenta el director general de la Fundación AXA, Josep Alfonso, promotor, junto con el foro de investigación periodística Educa2020, de este estudio.

En el sondeo hay, a este respecto, un dato revelador: el 64 por ciento de las empresas castellano-leonesas y el 63 por ciento de las nacionales tiene dificultades a la hora de contratar; no encuentran jóvenes adecuadamente formados para los puestos de trabajo que necesitan cubrir. Baleares, con un 82 por ciento, es la Comunidad que, de lejos, más dificultades tiene a la hora de cubrir sus ofertas laborales, y Extremadura, con un 45 por ciento, la que menos. Es este un dato muy revelador de las disfunciones educativas españolas, dado el elevado número de jóvenes que siguen desempleados.

¿Qué perfiles se demandan?

Sin lugar a duda, los técnicos especializados son los perfiles que a las empresas más les cuesta encontrar, especialmente en comunidades como Castilla y León (75 por ciento frente al 65 por ciento de la media nacional). Y estos perfiles requieren de unas titulaciones universitarias y de FP concretas. Por su parte, las titulaciones universitarias más demandadas por las empresas en la Comunidad son las de ingeniería, economía y empresa e informática. En el caso de la Formación Profesional, en CyL se requieren perfiles del mecánica, electricidad y electrónica y finanzas y seguros.

De este estudio también se desprende la falta de formación de los jóvenes para cubrir las necesidades empresariales. Especialmente acuciante es en CyL la necesidad de jóvenes procedentes de la Formación Profesional Superior: un 36 por ciento de las empresas encuestadas así lo manifiestan, frente al 28 por ciento de la media nacional. Las necesidades de trabajadores de FP de grado medio ascienden, en CyL, a un 20 por ciento, con lo que son más de la mitad, un 56 por ciento, las que necesitan trabajadores de FP.

En cambio, apenas un 28 por ciento de las empresas castellano-leonesas demandan puestos que requieran una titulación superior, frente al 41 por ciento de la media nacional. La falta de experiencia y de competencias técnicas son las principales dificultades que encuentran las empresas en toda España a la hora de contratar.

De la encuesta se desprende que la imagen de la formación profesional sigue siendo la asignatura pendiente de nuestro país entre los jóvenes y las familias, aunque no parece que esto ocurra tanto en el sector empresarial, que necesita acuciantemente especialistas ‘tecnológicos’ procedentes de la FP.