La economía en León se recupera lentamente

Así lo demuestran los datos del estudio del Observatorio Económico del Colegio de Economistas de Valladolid correspondientes al tercer trimestre de 2018

Foter.com

La economía leonesa en su conjunto arroja datos positivos, pero también otros negativos, lo que refleja cierta recuperación tras la crisis económica aunque de forma muy lenta. Así lo reflejan los datos del informe del tercer trimestre publicado por el Observatorio Económico del Colegio de Economistas de Valladolid.

Por ejemplo, en cuanto a la variación del IPC, la provincia leonesa refleja «la misma tendencia del conjunto de la comunidad autónoma», según se especifica en el documento, aunque con datos superiores, ya que el incremento es del 2,70 %, una décima superior que en la media del conjunto de Castilla y León si se atiende a los datos registrados en septiembre de este año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

La cara positiva es que la tasa de actividad ha crecido un 1,34 % en León, al situarse en el 50,8 %, mientras que la de empleo ha subido un 8,3 % en el tercer trimestre respecto al mismo periodo del año pasado, además de que también ha crecido, en este caso un 3 %, si se compara con el segundo trimestre de este 2018. Y también ha caído el número de parados, en un 12 %, lo que sitúa en 29.190 desempleados registrados, con 20.600 según la EPA.

Las contrataciones también han aumentado, en este caso en un 7,74 %, al llegar a 14.197.
En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, destaca que en septiembre se llegó a 159.811 personas, lo que supone un 2,4 % más respecto al mismo mes de 2017, por lo que también en estos datos se ve cierta mejoría en la economía de la provincia leonesa.

En lo que respecta al turismo, uno de los motores de la economía leonesa, especialmente en este año de Capital Gastronómica, no se aprecia esta tendencia al alza y es que  tanto el número de viajeros (269.864) como el de pernoctaciones (416.276) ha bajado en septiembre si se compara con el mismo mes del año pasado, con descensos del 1,58 % y un 6,87 % respectivamente. Además, la estancia media desciende un 12,2 %, pasando de los 1,64 días de septiembre de 2017 a los 1,44 de este año. Todo ello ha supuesto que el grado de ocupación hotelera también descendiera, en este caso en un 4,46 % en la estimación de habitaciones y un 6,87 por plazas, aunque en los fines de semana sí hay un incremento:un 5,55 % en total.

Si tenemos en cuenta datos regionales el Colegio situó en un 2,3 % el crecimiento del PIB en Castilla y León para el presente año, dos décimas menor que las previsiones a comienzos de año, que se han visto rebajadas por otros factores, como el aumento de las importaciones, con la consiguiente subida del gasto, o el «aumento de la desconfianza de los consumidores».