Frente común de los sectores afectados por el pago del peaje obligatorio de la AP-71

La próxima semana se reunirán con el consejero de Fomento para exigir que el desvío a la AP-71 para vehículos pesados sea voluntario

Transportistas, estaciones de servicio y hosteleros unen fuerzas contra la obligatoriedad del tránsito de vehículos pesados por la autopista AP-71. Un acuerdo alcanzado entre Ministerio de Fomento y Junta de Castilla y León para aliviar el tráfico de la n-120 y dar solución a uno de los puntos negros de las carreteras leonesas.

Una medida que supondría pérdidas para los tres sectores. Para las estaciones de servicio situadas en la N-120 supondría la ruina o, peor aún, el cierre. La patronal advierte de que hasta el 60% de su facturación depende de los vehículos pesados y, por tanto, el impacto sería “terrible”.

“Entendemos que el transportista debe tener libertad de decisión además ha polígonos que necesita que los vehículos pesados accedan por la N-120 y determinados negocios, como por ejemplo las gasolineras”, señala la presidenta de la Asociación Provincial de Estaciones de Servicio, Carmen Sáenz de Miera, integrada en Fele.

Fue a finales de noviembre cuando el Ministerio de Fomento y la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León sellaron un acuerdo que, a priori parecía un importante avance, pero que despertaría las críticas de todas las formaciones políticas en León, incluida el PP, que advertían que la verdadera solución llegaría con la eliminación total del peaje de la León-Astorga.

Leer más: http://www.leonoticias.com/leon/frente-hosteleros-transportistas-20171225173318-nt.html