FELE conmemora el Día de la Seguridad y Salud en el Trabajo y recuerda la importancia de la prevención en las empresas

Aprovechando esta cita, esta semana se constituyó el Consejo Intersectorial de Expertos en Prevención de Riesgos Laborales que se reunirá de forma periódica para analizar, debatir y fomentar la cultura preventiva entre las empresas.

Este sábado 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo con el fin de promover la prevención de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Este año, el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo y el Día Mundial contra el Trabajo Infantil se unen en una campaña conjunta para mejorar la seguridad y la salud de los trabajadores jóvenes y poner fin al trabajo infantil. Fele se suma a esta iniciativa e insiste en que el hábito de la prevención se tenga en cuenta no solo este 28 de abril, sino para que se extienda a todos los días del año.

Precisamente la importancia de la seguridad y salud en el trabajo de los trabajadores más jóvenes fue el objeto de debate de la primera reunión del Consejo Intersectorial de Expertos en Materia de Prevención de Riesgos Laborales de la provincia de León constituido esta semana en la Federación Leonesa de Empresarios.  Un organismo que se reunirá de forma periódica para el debate, análisis, estudio y fomento de la cultura preventiva entre las empresas. Está formado por los máximos responsables técnicos en PRL de las empresas, industrias y organismos más destacados de León como Antibióticos, Cementos Cosmos, LM Wind Power, Lactiber, Grupo Alsa, Tvitec, Tecoi, Vestas o la Universidad de León. Entidades ejemplares en el desarrollo de la cultura preventiva.

Existen muchos factores que pueden aumentar la vulnerabilidad de las personas jóvenes a los riesgos en el trabajo, como su etapa de desarrollo físico y psicológico, la falta de experiencia laboral y de capacitación, la limitada conciencia de los peligros relacionados con el trabajo y la falta de poder de negociación que puede llevar a los trabajadores jóvenes a aceptar tareas peligrosas o malas condiciones de trabajo.

Sin embargo, los participantes en esta primera reunión del Consejo Intersectorial de PRL han desvinculado la edad a un mayor incremento de la siniestralidad y han señalado que la generación joven es más proactiva y receptiva a la hora de recibir formación en Prevención de Riesgos Laborales y llegan mucho más preparados a su puesto de trabajo.

Mejora de la competitividad y la productividad

Con la mejora de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo se consigue la mejora de la calidad de vida de las personas trabajadoras, se incrementa la competitividad y la productividad de las empresas favoreciendo la generación de empleo. Es por ello que el principal objetivo de empresas, administraciones públicas y organizaciones sindicales debe ser la prevención, de esta manera se reducirá el número de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, así como el absentismo laboral que tan alto coste conlleva.

Para Fele es imprescindible que se siga trabajando en la promoción de la cultura preventiva a través del diálogo y de la corresponsabilidad, coordinación y colaboración de todos los agentes implicados en la prevención.